¿Qué significa hoy democratizar la comunicación?



Nuestra respuesta es apostar por la soberanía tecnológica.

Hace unos días Aram Aharonian publicaba en ALAI un acertado artículo bajo el título "¿Qué significa hoy democratizar la comunicación?: basta de letanías".

En el texto reflexiona sobre cómo estamos afrontando en la era digital este reclamo por una comunicación más diversa e inclusiva. Y coincidimos plenamente con él cuando afirma que estamos peleando “en escenarios que ya no existen” lo que nos obliga a incorporar nuevos argumentos para esta nueva época.

Es algo que en Radios Libres venimos subrayando desde nuestro "texto fundacional". Es fundamental que los medios comunitarios, al igual que hemos abrazado y defendido con fuerza causas como la soberanía alimentaria, entendamos la importancia de promover a ultranza la soberanía tecnológica.

El software o las plataformas digitales que usamos no son simples medios o instrumentos. Los "artefactos son políticos" y se diseñan con una intencionalidad muy concreta. Ejemplos que lo demuestran no faltan. Al espionaje sistemático de nuestras comunicaciones Aram Aharonian suma en su texto otros dos contundentes argumentos:

  • Por un lado, y lo hemos vivido en las últimas elecciones de Estados Unidos, está el poder que tienen los algoritmos y cómo pueden dirigir o manipular a los votantes de un país. No es que los algoritmos de Facebook controlaran las elecciones en EEUU pero todo indica que intervinieron en la victoria de Trump mucho más que los hackers rusos.
  • El segundo punto es la convergencia monopólica de los jugadores en el tablero de las Tecnologías de Información y Comunicación. OBSERVACOM realizó en marzo de 2016 un estudio a profundidad que demuestra cómo todas las capas que hacen posible internet están controladas por 4 o 5 empresas.

Aharonian cita en su artículo la próxima aprobación de la compra de Time Warner por AT&T (a pesar de que Trump en campaña dijo que no lo haría). Esta última empresa controlará, no sólo la capa de infraestructura (acceso a telefonía celular e internet en el hogar) si no que será la propietaria de muchos de los contenidos (noticias y entretenimiento) que por ella circulan. Recordemos que Time Warner es dueña, entre otros medios, de la CNN y del canal HBO que pasará a controlar AT&T.

A eso hay que sumar un dato que en el artículo se toca superficialmente y es cómo afecta todo esto a la Neutralidad de la Red. Básicamente, ese concepto propone que en internet cada byte valga lo mismo. Es decir, el proveedor de servicios no debe privilegiar unos contenidos por encima de otros. Tendría que servir a la misma velocidad y calidad un video de Youtube que uno de Vimeo.

Hasta ahora, la comisión reguladora de las comunicaciones de Estados Unidos (FCC) que es quien controla a estos gigantes, se mantuvo firme y defendió la Neutralidad en la Red. Pero con el cambio de Gobierno el nuevo presidente de la FCC, que es un público detractor de la neutralidad en Internet, es seguro que las reglas del juego serán otras.

¿Qué significará esto? Pues que empresas como AT&T y otros proveedores de Internet podrán priorizar unos contenido frente a otros. Y parece obvio que, si les dejan, darán mayor protagonismo a sus empresas de contenidos que a las demás. De hecho, ya lo hicieron, y la FCC expresó en su momento "graves inquietudes de que AT&T estuviera favoreciendo injustamente sus propios contenidos". El problema surgió porque AT&T permitía ver su canal Direct TV Now sin consumir datos, es decir, gratis, con tarifa cero (en inglés se conoce como “zero rating”).

Esto reducirá significativamente la diversidad de medios que consumimos. Si además, a esto le sumamos que regalamos sin rechistar todos nuestros datos a esas mismas empresas para que puedan predecir cómo nos vamos a comportar y qué así modelen anticipadamente nuestros comportamientos, el panorama no es muy optimista.

Nos espera un futuro digital donde, de nuevo, se fortalece más y más la presencia de los medios hegemónicos menoscabando la pluralidad y la diversidad en la comunicación. Una mayor “desdemocratización” para favorecer al mercado y a sus grandes transnacionales. De nuevo, ganan los negocios frente a los derechos.

¿Y entonces?
Es obvio que tenemos que seguir peleando por las frecuencias de radio y televisión, pero debemos ampliar mucho más el espectro de exigencias. Este texto que realizamos como parte de la Red de Radios Comunitarias y Software Libre resume bastante bien qué es para nosotros democratizar la comunicación en este siglo. Aunque te recomendamos leerlo, si no tienes tiempo, se resume en dos palabras: Soberanía Tecnológica, es decir, defender los Bienes Comunes Digitales.

Aram Aharonian es periodista uruguayo y fue fundador de Telesur. Ahora es codirector del Observatorio de Comunicación y Democracia y del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE). El artículo publicado en ALAI es un adelanto de su próximo libro El asesinato de la Verdad.

Última modificación: 27 de marzo de 2017 a las 12:18

Hay 0 comentarios

captcha